El romance de Juan Carrera

Este es uno de los pocos romances históricos que perviven en la tradición oral moderna. La muerte del príncipe don Juan, hijo de los Reyes Católicos, príncipe de Asturias y Gerona, destinado a unir los reinos de Castilla y de Aragón, fue muy sentida y llorada en toda España. Por otro lado el hecho provocó el fin de la dinastía  castellana de los Trastámara en favor de los Habsburgo austríacos.

DSC_2060

Localidad: Felechosa (Asturias)
Informantes: María Suárez Rodríguez (7-01-1939)
Albina Suárez Rodríguez  (21-06-1937)                                                                               Recopilador: Santos Nicolás Aparicio
Lugar y fecha de grabación: El Pino, 20 de enero de 2009
Versión musicada

 

2

 

4

 

6

 

8

 

10

 

12

 

14

 

16

 

18

 

20

 

22

 

24

 

26

 

28

 

30

 

Tristes nuevas, tristes nuevas,      que se corren por España,

el hijo de Juan Carrera      está malito en la cama.

Cuatro dotores le asisten,      los mejores de Granada;

unos dicen que no entiendo      otros dicen que no es nada.

Sólo falta por venir      aquel dotor de la Carba.

Estando en estas razones      entra el dotor  por la sala.

– ¿Qué tal te va ahí, don Juan,      qué tal te va en esa cama?

– Vame como Dios quisiera,      como Dios quiera me vaya.

– Dispón Juan de la tu vida,      dispón Juan de la tu alma.

Tres horas de vida tienes,      la una ya encomenzada.

Estando en estas razones      entra el padre por la sala.

– ¿Qué tal te va hijo mío      hijo de las mis entrañas?

– Vame como Dios quisiera      como Dios quiera me vaya.

– Tres horas de vida tengo      la una ya encomenzada.

La doncella ya llegó      tan triste, desconsolada.

– Padre , de lo que te pido,      cuidao, no le quites  nada,

tampoco el anillo de oro      que le di de enamorada.

Estando en estas razones      entra ella por la sala,

con el cabello tendido      y el rostro bañado en agua.

– ¿Dónde vienes prenda mía      dónde vienes prenda humana?

– Vengo de aquella ermitilla      a rogar a Santa Clara,

– de rezar a Dios por ti      que te saque de esa cama.

– Ya me sacarán de aquí      mañana por la mañana,

iremos juntos a misa      a la iglesia Santa Clara.

Tú con el vestido negro      yo con la mortaja blanca,

y yo me quedaré allí      y tú vendrás para casa,

y tú entregarás  las llaves      como un ama a la criada.

Tus ojos serán dos fuentes      que manarán aguas claras,

que le darán campos verdes      por Sevilla y por Granada.

Él murió en la media noche,      ella al amanecer el alma,

y  a esto del amanecer,      adiós amantes del alma.

10. Juan Carrera_b

CONCLUSIÓN

A primera vista puede llamar la atención el nombre del personaje enfermo, “el hijo de don Juan Carrera”, pero hay que tener en cuenta que, como consecuencia del tiempo transcurrido, la pérdida de la memoria popular de los hechos y personajes históricos sea comprensible. Sin embargo,  el romance se mantiene  y se transmite a lo largo de tantos años debido, sin duda, a la carga melodramática que contiene. Por ejemplo: el consejo de doctores, del que solo uno es capaz de adivinar el fatal desenlace, “ Tres  horas de vida tienes, la una ya encomenzada” ;  las escenas repetidas de las entradas de diferentes personajes en la sala, Estando en estas razones,  entra el padre por la sala”; el ruego del moribundo príncipe a su padre en relación con las arras prometidas a su esposa,Padre , de lo que te pido, cuidao, no le quites  nada”; las oraciones de la esposa a la santa de la ermita, “Vengo de aquella ermitilla, a rogar a Santa Clara” y el  desenlace final,  “Él murió a la medianoche y ella cuando raya el alba”. Finalmente, las tres últimas versiones, y no las dos primeras, terminan no solo con la inevitable muerte del príncipe, sino también, con la de su amante esposa, lo cual nos lleva a pensar que este romántico final  pueda proceder de la aportación de otro romance como puede ser el popular Conde Olinos, “ él murió a la medianoche y ella a los gallos cantar”.


 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Romances. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s